lunes, 23 de diciembre de 2013

Cajita para galletas para regalar en Navidad

Este segundo post navideño no trae receta, bueno, no es una receta mía lo que les voy a dejar...

He probado la receta de galletas de jengibre de Mensaje en una galleta y debo decirles que es perfecta!!! Riquísima y qué masa más bonita!!! Cuando salieron del horno y se enfriaron por completo quedaron muy muy lisitas, así que más que recomendable esta receta, como siempre suele pasar con estas chicas... Son unas genias!!!

Como ven hice unas galletas para colgar en el arbol de navidad, les puse unas cintas de organza en rojo y verde. Qué les parecen?


Ahora quiero regalarles algo para que puedan regalar ustedes.
Yo soy de las que piensan que los regalos "handmade" son los mejores, porque mientras los estamos haciendo ponemos todo nuestro cariño en el proceso, ya sea hornear algo dulce o hacer una tarjeta personalizada con cartulinas de colores y un poco de purpurina... Así que vamos a hacer una cajita de cartulina para regalar galletas, bombones, golosinas o lo que se les ocurrra meter en ella para sorprender a sus seres queridos.

Yo las hice para regalar a unas amigas que siempre me facilitan las cosas, cada una tiene su tienda en un centro comercial que está cerca de casa y estoy muy agradecida con ellas, son tres mujeres que son tres amores...

Este es el enlace para que puedan descargarse la plantilla:
Y ahora vamos con el paso a paso para armarlas...



1.- Debemos tener a mano una regla de 20 cm, una tijera y cinta adhesiva de doble cara. Imprimir las páginas 2 y 3 de la plantilla en cartulinas de tamaño A4. Yo imprimí la página 2 en color verde y la 3 en color rojo; también pueden imprimir las dos páginas en cartulina blanca y guardarla como plantilla para cortar directamente en cartulinas grandes, al gusto y comodidad de cada uno....

2.- Cortar por las líneas de puntos.

3.- Con ayuda de la regla doblar hacia adentro por las líneas continuas. Estas deben quedar por dentro, para que nuestra cajita quede muy prolija y no se vean las líneas.

4.- Una vez marcadas con la regla volver a doblar para que todos los pliegues queden bien definidos.

5.- Colocar la cinta de doble cara en las solapas más anchas de la caja para pegar y terminar el armado de la misma.


Repetir con la base de la cajita todo el procedimiento anterior (Fotos 6 a 10)

Y listo!!! Ya tenemos nuestra cajita!!!


Han visto qué fácil ha sido??!!
Yo metí en la cajita 3 galletas de 8 cm aproximadamente con su bolsita cada una y cupieron perfectamente;  así que no es una caja diminuta jijijijijiji!!!



Como ven en la foto utilicé cinta de regalo para que quedaran cerraditas y unas mini tarjetitas navideñas que van con dedicatoria por detrás.
Ahora a hacer cajitas y a rellenarlas con lo que se les ocurra!!!

Quiero desearles una muy muy feliz Navidad, que disfruten de sus familias y amigos...
Un besote enorme y un abrazo muy muy fuerte para todos!!!

Hasta el próximo post!!!!

lunes, 2 de diciembre de 2013

Casita de galleta

Ya estamos a un mes de navidad... Cómo pasa el tiempo...
Este año quiero hacer algo especial, ya que el año pasado me fue imposible hacer lo que tenía en mente, así que preparen sus herramientas de repostería y hagan acopio de ingredientes porque se vienen 3 recetas y decoraciones para preparar algo muy especial para estas fiestas.

La primera receta será la de unas galletas riquísimas que he utilizado para construir una casita muy mona. Generalmente se encontrarán con que la galleta que se utiliza para estas construcciones es la de jengibre; pero en casa no somos muy amigos de ese tipo de sabores por lo que utilicé otra masa. Por supuesto que ustedes pueden elegir el sabor que más les guste.
Hay muchas recetas de galletas para decorar, yo tengo 3 recetas que son mis guías y las que nunca nunca fallan. La que más utilizo es la de Bea Roque de El rincón de Bea, esa masa es perfecta tal y como está; pero siempre podemos experimentar con los sabores y las texturas.
Esta vez partí de la receta de Bea pero hice una aportación de mi cocecha: miel de caña y ralladura de limón. Riquísimas!!! Este experimento ha sido un éxito....

Les presento mi casita de galleta...


Las paredes están decoradas con glasa real, el tejado es de fondant; igual que el resto de la decoración.


Las piezas de la casita (paredes, techo y chimenea) están unidos con glasa real y las figuras están pegadas al fondant de la base y entre sí con clara de huevo. Las tejas del techo están pegadas a la galleta con glasa real.




Bueno, como pueden ver he hecho muuuuchas fotos a la casita jijijijij!!!! Me encantaaa!!!
Mi hija se queda mirándola cada vez que pasa delante de ella...

Las plantillas para hacer la casita son de aquí, deben guardar la imagen de la plantilla que más les guste, la imprimen a página completa y listo!! Yo elegí la plantilla que pone "Gothic style template".

El tamaño de la casita es relativamente pequeño, yo diría que muy razonable: 15 cm de alto y 12 cm de ancho incluyendo los tejados. Si quisieran hacerla más grande, ampliar la imagen.

La decoración de una casita es libre, yo la hice así porque no soy amiga de poner más golosina a una golosina.. Pero he visto que les ponen nubes, caramelos, bastones de caramelo, chocolate, regalíz, etc y tambíen fondant y glasa... Y de verdad que me parece demasiado... Peeeeeero si son muy muy golosos hay una variedad enorme de posibilidades para decorar una casita de galletas con golosinas.

La base que utilicé es de cartón pluma forrada con fondant, aunque la idea era colocar la casita sobre un galletón redondo; pero cuando quise hacerlo descubrí que el galletón se me había quedado chico...

Ahora, la receta de la galleta...

Galletas de miel de caña y limón

Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar glass tamizada
  • 1 huevo "M"
  • 325 g de harina simple tamizada
  • 1 cucharada de miel de caña (o miel normal de toda la vida)
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Un chorrito de leche
Procedimiento:

  • Batir la mantequilla con el azúcar glass, la miel de caña y la ralladura de limón hasta que estén bien integrados.
  • Añadir el huevo batiendo a velocidad baja hasta que esté todo bien unido.
  • Agregar poco a poco la harina poco a poco mientras se bate muy despacio pero sin dejar de batir. Yo utilizo los ganchos de amasar que tiene mi batidora. Antes de que se termine la harina añadir la leche y seguir batiendo hasta que todo haya ligado bien, consiguiendo una masa no pegajosa.
  • Colocar un trozo de masa (yo la divido en dos trozos) entre dos papeles de hornear y estirar la masa con un rodillo de manera uniforme hasta conseguir el grosos deseado. Yo suelo dejar la masa con 0,5 cm de grosor o más; nunca menos porque quedan demasiado finas y para la casita necesitamos que la galleta esté gruesa para soportar el peso de lo que vayamos a poner a la hora de decorarla. Repetir el estirado con el otro trozo de masa.
  • Llevar la masa estirada y entre los papeles de hornear a la nevera durante una hora para que endurezca con el frío y sea más fácil cortar las piezas de la casita. Es importante que cuando la masa esté en la nevera no coja ninguna forma extraña, es decir, que la superficie donde la vayan a colocar en la nevera sea totalmente lisa. Si no se fían, la solución el colocar la masa sobre la bandeja del horno y a la nevera. Yo utilizo unos salvamanteles que compré en IKEA, son gruesitos y grandes; coloco las masas una encima de la otra en orden de mayor a menor para que no se deformen.
  • Una vez que la masa esté fría y dura, ya se pueden cortar las piezas. Yo utilizo para cortar las piezas grandes y con líneas rectas el cortador de pizza; y para las lineas más cortas o zonas muy pequeñas utilizo una esteca, la que se parece a un cuchillo. También pueden cortar la masa con un cuchillo muy bien afilado. Colocar las piezas en la bandeja del horno forrada con papel de hornear dejando una distancia de 2 cm entre pieza y pieza para que al hornearlas no se peguen entre sí.
  • Llevar al horno precalentado a 180º C (350º F) durante 9-10 minutos.
  • Dejar enfriar en la bandeja durante 5 minutos y luego pasar las piezas a una rejilla para que terminen de enfriarse por completo. Para poder trabajar con la casita, la galleta deber estar totalmente fría.
Ahora les voy a dejar un resumen de cómo decorar la casita. Recuerden que es orientativo, ustedes pueden elegir decorarla como más les guste.


IMPORTANTE: Deben dejar que la glasa endurezca un poco ante de pegar la pieza siguiente, así se aseguran la estabilidad de la construcción. Para pegar el techo, deben dejar endurecer por completo la glasa de las uniones de las paredes.




Espero que les haya gustado... Yo estoy encantada con mi casita de galleta...

Un besote enorme!!
Hasta el próximo post!!!

martes, 19 de noviembre de 2013

Quiche Lorraine

Hoy les traigo una receta salada, sí, y riquísima. En casa la probamos por primera vez hace casi un año y nos encantó. Mi hija siempre me está preguntando cuándo vamos a volver a prepararla...

Es una receta muy muy fácil de preparar, sobre todo porque podemos conseguir todos los ingredientes en el super sin ningún problema.


La masa que se utiliza como base en la receta original es una masa quebrada, si quieren pueden probar a hacerla ustedes en casa (yo lo he hecho solo una vez...) es una masita muy fácil de hacer, pero yo utilizo la masa quebrada que venden en el super congelada y hasta hoy me ha funcionado perfectamente y queda riquísima; también hay quien utiliza la masa de hojaldre... Pero eso ya es al gusto de cada uno...

El molde que utilicé es uno que tengo para hacer tartas pero no es de los que se les quita el fondo y podemos sacar la tarta, así que si tienen un molde desmontable para hacerla muchísimo mejor; ya que a la hora de cortar las porciones no dañarían la base del molde.

Vamos a la receta...

Quiche Lorraine

Ingredientes:

  • 1 paquete de masa quebrada congelada (yo uso la de Mercadona)
  • 200 g de bacón en dados o en lonchas (esta vez utilicé el bacón en lonchas)
  • 6 huevos
  • 200 g de queso emmental rallado
  • 200 ml de nata
  • 100 ml de leche
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto
Procedimiento:




  • Precalentar el horno a 180ºC (350º F).
  • Forrar un molde para tartas con la masa quebrada y pincharla ligeramente en la base con un tenedor (Foto 1). Llevar a la nevera 20 minutos aproximadamente antes de hornear para que se endurezca.
  • Freír el bacón hasta que esté tostado. Reservar.
  • Batir ligeramente los huevos, añadir la nata y la leche; seguir batiendo hasta unir todo bien utilizando unas varillas. Agregar el queso rallado mezclando con una espátula hasta obtener una mezcla uniforme, sin grumos.
  • Agregar la sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto; colocar el bacón en el fondo de la tarta (Foto 2) y verter la mezcla anterior encima (Foto 3).
  • Hornear durante 45 minutos. Servir caliente o frío.
Esta tarta está muy bien para llevar al trabajo o para los niños cuando salen de excursión porque está igual de rica fría o caliente. Yo suelo acompañarla con una ensalada verde con salsa de yogur y nunca sobra nada...

Espero que la prueben.
Un besote!!
Hasta el próximo post!!!

viernes, 8 de noviembre de 2013

Muffins de moras

La primera receta de muffins que hice fue de plátano y quedaron riquísimos, muy jugosos y esponjosos.
La segunda receta de muffins que hice es la que les traigo hoy, de moras, y también salieron unos muffins riquísimos.

Estas son las primeras de muchas otras recetas de muffins que prepararé y que compartiré con ustedes...

Estos son los muffins de moras...



Me gusta mucho el efecto de las moras dentro del muffin, ese color violeta oscuro es precioso...
Vamos a lo importante, la receta...

Muffins de moras

Ingredientes:
  • 250 g de harina simple
  • 85 g de aceite vegetal
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de crème fraîche (crema fresca, yo la conseguí en Carrefour)
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 pizca de sal
  • 160 g de moras congeladas (descongeladas y escurridas)
Procedimiento:
  • Precalentar el horno a 180ºC (350ºF). Colocar las cápsulas para muffins en un molde para muffins o en los moldes de papel metalizado para preparar flan (los venden en paquetitos en los supermercados) para evitar que éstas se abran.
  • En un bowl colocar el azúcar, los huevos, la crema fresca y el aceite (Foto 1) y en otro bowl colocar los ingredientes secos: harina, polvos de hornear, bicarbonato, sal (Foto 2).



  • Mezclar bien los ingredientes húmedos con unas varillas hasta que conseguir que la mezcla quede homogénea (Foto 3). A continuación añadir los ingredientes secos y seguir batiendo con las varillas a mano y no demasiado tiempo para que los muffins no salgan demasiado secos y duros (Foto 4)



  • Tomar las moras bien escurridas y pasarlas por harina hasta que todas queden bien cubiertas; añadirlas a la mezcla realizando movimientos envolventes con una espátula hasta que queden todas muy bien integradas a la masa (Fotos 5, 6 y 7)




  • Por último, llenar las cápsulas hasta la mitad de su capacidad o un poquito más. Llevar al horno durante 25 a 30 minutos o hasta que pinchando en el centro de los muffins con una brocheta,esta salga limpia. Enfriar 5 minutos en los moldes, luego sacarlos de los moldes y pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo.



Estoy muy contenta con las primeras experiencias con muffins y me han gustado tanto que seguiré probando sabores y combinaciones...

Muchos besos para todos!!
Hasta el próximo post!!!

domingo, 27 de octubre de 2013

Halloween Cupcakes

Este post viene muy cargadito: receta y tutorial para decorar los cupcakes con figuritas en fondant muy fáciles...

Los cupcakes son de calabaza y chocolate; y la crema que elegí para decorarlos es la clásica crema de queso blanco teñida con colorante violeta.

Taaan tata chaaaaaann!!!


Y estas son las figuritas que hice...



Como pueden ver, son figuritas muy simples; quise hacer algo que no fuese muy complicado y que no les tomara demasiado tiempo...

Pues vamos primero con los collages fotográficos que hice para cada figura:

Scared Black Cat



Little Ghosts



Voodoo Doll



Creepy Eyes




IMPORTANTE:
  • Las piezas de cada figura han sido pegadas entre sí utilizando clara de huevo como pegamento; pudiendo utilizarse también pegamento comestible.
  • Para dibujar sobre las figuras he utilizado rotulador alimentario y colorante en gel Wilton.
  • Las figuras han sido modeladas 24 horas antes del montado de los cupcakes para que estuvieran completamente duras al momento de manipularlas; sobre todo las que llevan palillos como soporte.
Espero que les hayan gustado y que prueben a hacerlas. Son muy fáciles y básicas, así que no tienen excusa jijijijijijijij!!!!

Ahora vamos a la receta de los cupcakes...

Cupcakes de dos sabores: calabaza y chocolate

1.- Precalentar el horno a 180º C (350º F).
2.- Colocar las cápsulas en el molde para cupcakes
3.- Pesar y disponer todos los ingredientes para preparar los dos bizcochos

Masa de calabaza:

Ingredientes:
  • 75 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo "M"
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 130 g de harina simple
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 75 cc de leche
  • Unas hebras de azafrán
  • 150 g de puré de calabaza a temperatura ambiente {yo metí en el horno a 180º C el trozo de calabaza (500 g aprox.) envuelto en papel aluminio durante 30 minutos}
Procedimiento:
  • En un cazo hervir la leche con la hebras de azafrán hasta que tome un poco de color y aroma. Enfriar a temperatura ambiente y reservar.
  • Tamizar juntos harina, levadura en polvo y canela en polvo. Reservar.
  • Batir la mantequilla con el azúcar hasta blanquear. Añadir el huevo y el extracto de vainilla batiendo hasta que se unan bien.
  • Agregar la mitad de los ingredientes secos batiendo hasta que se integren bien, luego incorporar la leche que debe estar a temperatura ambiente y cuando se haya integrado añadir el resto de ingredientes secos. Terminar de mezclar bien todo utilizando unas varillas de batir a mano.
  • Con la ayuda de una espátula agregar por último el puré de calabaza haciendo movimientos envolventes.
  • Reservar la pasta resultante
Masa de chocolate negro:

Ingredientes:
  • 40 ml de aceite de oliva suave
  • 40 g de azúcar blanco
  • 1 huevo "M"
  • 60 g de harina simple
  • 75 g de chocolate negro derretido a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 40 ml de leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
Procedimiento:
  • Tamizar juntos harina y levadura en polvo. Reservar.
  • Batir el aceite, el azúcar, la vainilla y el huevo juntos hasta que el líquido resultante sea de color amarillo muy claro. Añadir los ingredientes secos en dos veces alternando con la leche hasta conseguir una pasta homogénea. En este punto se debe agregar el colorante negro para que la masa tome este color.
  • Agregar el chocolate derretido y mezclar bien utilizando unas varillas de batir a mano. MUY IMPORTANTE: el chocolate debe estar a temperatura ambiente y al añadirlo no batir demasiado.
  • Reservar la pasta resultante
4.- Rellenar las cápsulas de cupcakes colocando primero un poco de masa de calabaza y encima un poco de masa de chocolate, teniendo en cuenta que la segunda debe cubrir por completo la primera y que las cápsulas deben rellenarse hasta la mitad o a 2/3 de su capacidad para que no se desborden.

5.- Llevar al horno durante 22-25 minutos o hasta que pinchándolos con una brocheta esta salga limpia.

6- Enfriar 5 minutos en la bandeja y luego pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo antes de decorarlos.

Yo utilicé crema de queso sabor vainilla teñida en color violeta con colorante en gel de Wilton, la receta está aquí, pero ustedes pueden utilizar la crema que más les guste.
Para el negro de la masa de chocolate utilicé colorante en gel negro de Wilton.

Bueno, esto es lo que preparé para ustedes; pero el jueves tengo pensado hacer algo especial para sorprender a los chicos en nuestra merienda halloweeniana, les iré contando y mostrando....

Gracias por estar ahí!!

HAPPY HALLOWEEEEEEEEEENNN!!!!!

martes, 22 de octubre de 2013

Cápsulas para muffins requetefáciles

Hace unas semanas se me ocurrió que ya era hora de entrar en el mundo de los muffins. Que por qué se me ocurrió? Simple: fuimos a desayunar con unos amigos un domingo cualquiera y mi marido pidió su café descafeinado con leche y un super-espectacular-riquísimo-increíble muffin de fresas con chocolate blanco... Me quedé loca... Sólo mirarlo ya me hacía sentir más felíz... El egoísta de mi marido no fue capaz de convidarme un trocito para catarlo; pero me dijo que "estaba buenísimo el cupcake gigante sin crema" Noooooo!!! Jajajajajaj!!! Casi lo cuelgo!!! Tuve que explicarle que eso que se había comido no era un "cupcake gigante sin crema" sino que se llamaba muffin y que era algo diferente a un cupcake... Ains... Es que, es que...

Esa semana estuve pensando y pensando en qué sabor podría probar para empezar a experimentar con muffins; y mientras tanto me vino a la cabeza un pensamiento: no tengo cápsulas para hacer los muffins!!! Y cómo los voy a hacer si no tengo cápsulas???? Entonces me acordé de que hace tiempo vi por este mar de conocimientos que es internet algunos tutoriales para hacer cápsulas, los busqué, pero ninguno me convenció... Así que me puse a experimentar con papel de hornear, cortando varias veces y doblando miles de veces más... Hasta que por fin lo conseguí, hice mis propias cápsulas para muffins...

Cápsulas para muffins hechas en casa:

Materiales y herramientas:

  • Papel de hornear
  • Vasito pequeño (el mío mide 7,5 cm de alto y tiene un diámetro de 5,5 cm)
  • Un molde de papel metalizado para hacer flanes (los venden en los supermercados en paquetitos)
  • Tijeras
  • Una coleta limpia, sin usar



Procedimiento:

  • Cortar cuadrados de papel vegetal de 20 cm x 20 cm (después de que las usé para mis muffins me di cuenta de que si los cuadrados fueran de 16 cm x 16 cm también quedarían bien, ya les contaré cuando vuelva a hacer muffins) y manos a la obra!!!









Las primeras tres cápsulas se resisten un poco, pero a partir de ahí todo va más rápido.
Yo usé este papel porque es el que tenía en casa, pero si consiguieran otro papel con color y que sirviera para hornear sería genial porque le daría un poquito de alegría al trabajo.

También pueden usar cintas para decorarlos por fuera, un bonito baker twine o lo que se les ocurra (cuando los muffins ya estén fríos, claro) para que el papel no quede tan simple...

Ahora ya no hay excusa para no hacer muffins... Por lo menos la de no tener las cápsulas, ya no vale...

Besos y abrazos!!
Hasta el próximo post!!!

viernes, 18 de octubre de 2013

Merenguitos de vainilla

Yo tengo una amiga que es muy muy golosa y un buen día me dijo que tenía muuuuchas ganas de comer merenguitos, me contó que, cuando ella era pequeña, su abuelita los hacía para venderlos y que con sus primas disfrutaban mucho comiendo merenguitos de su abuelita... Y qué podía decirle, que no los hacía?? Eso jamás!! Jajajajajaj!!! Es algo que me pasa muy a menudo, siempre me están buscando para un capricho dulce y no tan dulce también... A mí me encanta malcriar a todo el mundo, lo confieso... Creo que es una manera muy bonita de demostrar el cariño que les tenemos a nuestros seres queridos...

Busqué todas las recetas para hacer merenguitos que tenía en mi haber, en total 4 recetas diferentes y que se horneaban de manera diferente todas... Al principio me agobié un poco, era la primera vez que los hacía y no quería fallar... Probé la primera receta, mi amiga me dijo que quería los merenguitos de colorines y éste fue el resultado....




Me encantó el resultado, estaban riquísimos!!!
No quedó ni uno...


A los dos días de haber hecho mis primeros merenguitos, decidí probar otra receta.
Esta receta me parecía tan fácil que me resultaba muy sospechosa, así que dije "voy a hacerla a ver si es cierto que salen bien". Y la probé. Y fue genial!!!

Esta vez los hice en color turquesa (por si no se acuerdan, me recontrarechifla este color) y quedaron así...



Preciosos!!!
He leído por ahí que no deben romperse, así que, aunque me quedé contentísima con el resultado y con haber conseguido unos merenguitos preciosos y riquísimos; seguiré intentando dar con los merenguitos que no se rompan...

Bueno, vamos con la receta...

Merenguitos de vainilla (receta extraída de www.utilisima.com)

Ingredientes:
  • 60 g de claras de huevo (yo utilizo las pasteurizadas)
  • 1/4 cucharadita de crémor tártaro
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 60 g de azúcar
  • 60 g de azúcar glass
  • 1/4 cucharada de harina de maíz
Preparación:
  • Tamizar juntos el azúcar glass y harina de maíz. Reservar.
  • Precalentar el horno a 90ºC (175ºF)
  • Colocar en la bandeja del horno papel de hornear. Reservar.
  • Batir las claras hasta que empiecen a espumar, agregar el extracto de vainilla, el crémor tártaro y luego el azúcar en forma de lluvia. Batir hasta conseguir un merengue muy firme.
  • Añadir el azúcar glass y harina de maíz tamizados. Mezclar haciendo movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado.
  • Volcar el merengue en una manga pastelera con boquilla y dar forma a los merenguitos sobre el papel de hornear. Yo utilicé la boquilla 1 M de Wilton, apoyando la boquilla sobre el papel perpendicularmente, apretar la manga manteniendo la presión y formar un pequeño copete dejando de presionar cuando se haya conseguido el ancho y alto deseados.
  • Llevar al horno durante 60 minutos (IMPORTANTE: no deben abrir la puerta del horno por ningún motivo durante este período de tiempo). Cuando pase este tiempo, apagar el horno y dejar los merngues dentro del horno hasta que estén totalmente fríos.
Pueden hacer estos merengues con la forma y tamaños que quieran, utilizar boquilla o no... Como siempre, al gusto de cada uno.

Prueben, experimenten con esta receta y después me cuentan...

Un besote enorme y hasta el próximo post!!!


martes, 15 de octubre de 2013

Tarta cremosa de peras

Después de tres intentos, un ingrediente añadido y de aumentar las cantidades de la receta para que la tarta quedara alta; se puede decir que he conseguido la receta definitiva...

Ufff!!! Sí que me ha costado trabajo... El problema de esta receta es que cuando la copié en la agenda que tengo con recetas (además de dos libretas anilladas A4, una libreta pequeña, fotocopias, libros y más hojas sueltas con recetas...) la copié mal... Faltaba algo en la receta... Pero ya lo descubrí.

El otro problema era la temperatura del horno y el tiempo; en la receta no puse ninguno de los dos datos... Sí, lo se, un desastre total... Pero es que yo soy así a veces...

Solucionados los embrollos "tarteriles" conseguí una tarta riquísima, muy cremosa y jugosa gracias a las peras; pero a la vez bastante consistente y firme.


A que tiene una pinta buenísima?
Y puedo decir que estaba riquísima... Tanto que no tuve tiempo de hacer foto del corte...

Vamos con la receta...

TARTA CREMOSA DE PERAS

Ingredientes:
  • 2 láminas de masa quebrada congelada (yo usé la de Mercadona y me fue muy bien)
  • 375 g de queso tipo philadelphia
  • 300 ml de nata (para montar o cocinar, cualquiera de las dos sirve)
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos "M"
  • 3 cucharadas de harina de maíz
  • Ralladura de un limón
  • 6 peras conferencia

Preparación:
  • Precalentar el horno a 180º C (375º F).
  • Blanquear las peras limpias y sin piel (hervir las peras cortadas en mitades durante 8 minutos), enfriar y reservar.
  • Descongelar las láminas de masa quebrada siguiendo las instrucciones del fabricante y colocarlas sobre papel de hornear (Foto 1). Colocar encima de una de las láminas un molde desmontable para bizcochos (Foto 2) y cortar la masa con un cortador de pizzas o un cuchillo afilado siguiendo el borde del molde (Foto 3). A continuación cortar el papel vegetal que queda debajo del disco de masa con unas tijeras y colocarlos en la base del molde (Fotos 4 y 5)




  • Ahora cortar en tres tiras mas o menos iguales la otra lámina de masa e ir forrando los bordes del molde presionando bien en la unión que se forma entre la base y los laterales para que ambos se peguen bien y no se separen al hornear la tarta (Fotos 6, 7 y 9). Llevar a la nevera 20 minutos para que se enfríe.



  • En un bowl batir ligeramente los huevos, añadir la harina de maíz y volver a batir hasta que se integre bien. Agregar la nata revolviendo con la varilla y finalmente añadir el queso poco a poco y revolver bien hasta conseguir una crema suave, uniforme y sin grumos (Foto 9)
  • Escurrir bien las peras blanqueadas (Foto 10), colocarlas sobre la masa y cubrir con la crema (Foto 11). Yo probé poner las peras de tres formas diferentes: en dados pequeños, en láminas y mitades enteras; la que más me gustó fue la última en la que puse las mitades enteras. De esta forma cuando cortamos las porciones se puede ver claramente la pera y a la hora de comerla la noté muchísimo más la textura y el sabor de la fruta. Pero claro, como siempre les escribo, cada cual puede hacerlo como más le guste...



  • Cortar el sobrante de masa que sale por encima del relleno de la tarta para que quede uniforme y no tengamos bordes de masa que sobresalgan de la tarta. Llevar al horno durante 60 minutos.
  • Enfriar en el molde hasta que esté tibia, luego meter en la nevera y desmoldar cuando esté completamente fría.
Esta tarta está riquísima así solita, pero si son muy golosos se me ocurre añadirle un poco de chocolate negro fundido por encima o acompañarla con una bola de helado de chocolate....

A mí me encantó, igual que a todos en casa. Esta será una de esas recetas que se repiten pronto...

Muchísimas gracias por estar ahí!!

Un besote enorme para todos!!!
Hasta el próximo post!!!

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Baby Teddy Bear

Hace unas semanas los papás de una bebé muy preciosa, Noa, celebraron que cumplía su primer añito de vida.

No se si lo he dicho en algún momento, pero adoro a los niños, los bebés son para mí lo más bonito y un hijo creo que es el mejor regalo que pueden darnos... Yo solo tengo una niña que ya tiene 10 años, pero si pudiera seguramente tendría más hijos.

Hacer cosas para niños o bebés me encanta; se activan todas mis neuronas y se vuelve loca mi creatividad...

Para esta niña preciosa decidí hacer algo lleno de ternura, además su mami me dijo que quería que la tarta llevara un número 1 grande, que se viera mucho, vamos, que resaltara... Y así lo hice...


Como pueden ver, la tarta quedó monisima!! Y qué me dicen de la osita??? Es que es una ternura!!!
Siempre estoy satisfecha con lo que hago, pero esta tarta es de las más bonitas que he hecho...Ainsss... Me encantó...

Ahora les traigo el paso a paso para hacer esta preciosa osita, de los típicos Teddy Bear anglosajones y que tanto les gustan a los niños...

Tutorial Baby Teddy Bear



Materiales y Herramientas:
  • Fondant de color rosa, fucsia, negro, blanco
  • Clara de huevo para pegar las piezas
  • Harina de maíz para espolvorear
  • Estecas
  • Rodillo
  • Alfombrilla para flores
  • Brocheta de madera mediana
  • Cortador con expulsor de flores pequeño y mediano
  • Colorante en polvo rosa o naranja clarito
  • Pinceles de diferentes tamaños
Procedimiento:
  • Voy a dividir el tutorial en 3 partes:
    • Cuerpo y cabeza
    • Extremidades
    • Montaje de la osita
  • Para pegar unas con otras las distintas partes del cuerpo (incluídos los detalles de las orejas, las patas, la nariz y la flor de la cabecita)de la osita he utilizado clara de huevo, aplicándola con un pincel sobre la zona donde se va a colocar la pieza.
  • Colocar la figura sobre un dummie o una superficie de corcho blanco. Si van a utilizar un trozo de corcho blanco reciclado de algún electrodoméstico; por favor, cubrirlo con papel aluminio para evitar cualquier contaminación en el fondant. Recuerden que toda la osita es comestible...
  • Si no tienen cortador de flores pequeñito, pueden hacer los detalles de las orejitas y las patas reemplazandolos por dos bolitas de fondant aplastadas y listo!!!
  • Pueden ponerle cualquier flor en la cabezita, yo elegí la hortensia porque es una flor preciosa y desde que tengo ese cortador siempre busco una excusa para usarlo... Jijijijijij!!!!
  • Para hacer los coloretes de la osita utilicé un colorante en polvo color melocotón muy suave; pero pueden usar rosa también.

Vamos ya a trabajar...

Cuerpo y cabeza:






Extremidades:


Montaje de la osita


Bueno, espero que les haya gustado este tutorial y que les parezca facilito...
Muchas gracias por estar ahí!!!
Besines y hasta el próximo post!!!

sábado, 14 de septiembre de 2013

Rainbow Cake + crema de queso mascarpone sabor lima

Hace mucho tiempo que quiero probar esta receta pero nunca se presentaba la oportunidad... Hasta que Elena, la mejor amiga de me dijo que quería su tarta de cumpleaños "Arco Iris"... Qué alegría!!! Por fin!! Jajajajaja!!! La verdad es que podría haberme inventado cualquier excusa para hacerla en cualquier momento pero no lo hice....

Esta fue la tarta de Elena


Así se veía cuando la empecé a montarla...


Y este es el corte...

La tarta estaba rellena con la clásica crema de mantequilla de vainilla.

Después de la primera experiencia con esta tarta tan bonita y vistosa, quise repetirla porque me gustó muchísimo hacerla y comerla, obviamente... jijijijijij!!! También quise volver a preparar esta receta porque se me ocurrió que quedaría mucho más rica con una crema de queso... De queso mascarpone con algún cítrico, y elegí la lima.

Esta es la tarta, la segunda Rainbow Cake....


Les cuento, tuve un pequeño percance... El bizcocho rojo (que fue el primero que horneé) se "sobretostó"... O sea, se quemó un pelín....Jajajajajjaj!!! Pero como a mi me enseñó mi madre que nada pero NADAAAAA se tira a la basura y casi todo es recuperable; raspé el bizcocho con un cuchillo de sierra la "zona afectada" y quedó perfecta!!! Nadie se dio cuenta de lo que le había ocurrido al pobre bizcocho rojo.... Y estaba rico rico...


Debo decir que esta tarta es la que menos tiempo de vida ha tenido... Batiendo todos los récords: 24 horas... In-creíble!!! Y lo mejor de todo es que el público seguía pidiendo MÁSSSSS!!! Jajajajaaj!!



Pero ya les dije que tienen que probar otros experimentos, no podemos estancarnos en un sólo tema...

La crema quedó riquísima con el mascarpone y la lima. Creo además que este queso le da un poco más de cuerpo a la crema, también me pareció que aguantaba mejor la manipulación y el calor que hacía ese día. La recomiendo, prueben esta receta de crema de queso mascarpone porque está buenísima....

Las maripositas son las que hice para inaugurar la sección de Tutoriales del blog y pueden encontrar el paso a paso aquí.

Vamos ya con la recetuqui...

Rainbow Cake (bizcocho)

Ingredientes:
  • 250 ml de aceite
  • 250 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 2 1/2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 5 huevos
  • 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Colorantes en pasta rojo, naranja, amarillo, verde y azul
Procedimiento:
  • Engrasar 5 moldes de 15 cm. Precalentar el horno a 180º (mirar BIEN que lo hayan puesto en esa temperatura y no a 190º... No vaya a ser que se les "sobretueste" la primera horneada...). Tamizar juntos harina y polvos de hornear. Reservar.
  • Batir juntos los huevos, el azúcar y el aceite hasta que estén bien integrados.
  • Agregar los ingredientes secos y batir a velocidad baja. Agregar el extracto de vainilla y mezclar con barillas manuales hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Pesar la masa y dividir entre 5 bowls, cuencos o platos y teñir cada uno con los colorantes hasta conseguir colores fuertes (por ejemplo: mi bowl pesa 237 g; después de preparar la masa del bizcocho en él pesa 1100 g; ahora resto 1100-237 = la masa pesa 863 g; a continuación divido 863/5 = cada cuenco debe llevar 172,6 g de masa de bizcocho para colorear)
  • Hornear cada bizcocho de 20 a 22 minutos o hasta que pinchando el centro con una brocheta esta salga limpia. Una buena idea para hacer estos bizcochos es utilizar los moldes redondos metalizados que venden en Mercadona, los que vienen en packs; rellenan 5 y luego pueden hornear de dos en dos o primero tres y luego dos; dependiendo del tamaño del horno.
  • Cuando los bizcochos estén templados, desmoldarlos y dejarlos sobre una rejilla para se que enfríen por completo.

Crema de queso mascarpone sabor lima

Ingredientes:
  • 190 g de queso mascarpone frío
  • 190 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 g de azúcar glass
  • ralladura de 2 limas
  • 4 cucharadas de zumo de lima
  • 1 cucharadita de aroma de limón
Procedimiento:
  • Tamizar bien el azúcar glass. Batir la mantequilla con el azúcar glass, la ralladura de lima, el aroma de limón y el zumo de lima comenzando con velocidad baja y van subiendo hasta batir a velocidad alta durante unos minutos. Añadir el queso que debe estar frío; continuar batiendo un par de minutos más hasta conseguir una crema homogénea.
NOTA:
Si quieren unos bizcochos más húmedos, pueden mojarlos con un poco de almíbar antes de montar la tarta, aunque estos salen bastante jugosos, por el aceite, pero eso lo dejo al gusto de ustedes…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...